Residential service plans

Consejos para ahorrar energía este verano en Texas

A medida que las temperaturas aumentan en el área de Texas, queremos informarles a nuestros clientes acerca de las posibles consecuencias que podrían esperarse durante los meses estivales. El Consejo de Dependencia Eléctrica de Texas (Electric Reliability Council of Texas, ERCOT) declaró que estima picos históricos de consumo en el uso de la electricidad.
 


Debido a las altas temperaturas pronosticadas, es posible que aumente el consumo eléctrico en los hogares; si esto sucede a gran escala, se podrían producir apagones en todo el estado. Hemos compilado una lista de consejos para ahorrar electricidad que quisiéramos compartir con todos nuestros clientes de Texas, a fin de ayudar a cada hogar a reducir el consumo eléctrico.

  • En verano, ajuste su termostato en 78 °F.
  • Si cuenta con un termostato programable, configúrelo para que aumente la temperatura cuando no está en su hogar y para que luego la baje antes de que regrese. No olvide tener en cuenta las necesidades de sus mascotas.
  • Utilice ventiladores de techo o portátiles, ya que lo ayudarán a que el aire circule y la habitación se sienta de 4 °F a 6 °F más fresca. De esta forma, consumirá menos electricidad que al utilizar un aire acondicionado.
  • Mantenga cerradas las puertas y ventanas, y evite abrirlas y cerrarlas con mucha frecuencia.
  • Utilice tomas múltiples para los dispositivos eléctricos y los equipos de oficina del hogar. Incluso una vez apagados, los dispositivos eléctricos continúan consumiendo energía eléctrica si están enchufados directamente a la pared. A utilizar tomas múltiples, se elimina este consumo eléctrico innecesario.
  • Recuerde mantener bien cerradas las cortinas y las persianas para evitar que ingresen tanto los rayos del sol como el calor.
  • Para mantener limpio su equipo de aire acondicionado, limpie las bobinas y elimine cualquier suciedad que pueda evitar el flujo de aire.
  • Cambie los filtros cada 90 días para obtener el máximo nivel de rendimiento de su equipo de aire acondicionado.
  • Reduzca el uso de hornallas, hornos, lavaplatos, lavarropas y secarropas durante el día, cuando las temperaturas son más elevadas. 
  • Utilice el lavaplatos y el lavarropas cuando estén completamente cargados. Siempre que sea posible, deje secar la ropa al aire libre.
  • Apagar las luces no solo ayuda a ahorrar energía eléctrica, sino que también genera menos calor.
  • Utilice los extractores del baño y de la cocina solo cuando sea necesario, ya que estos reemplazan el aire del interior por el aire del exterior.

 

Al realizar estos pequeños cambios en su rutina diaria, puede ayudar a reducir su consumo de energía y ahorrar en las facturas de electricidad durante los meses de verano.